¿De que tienes miedo, Felipe?

Ya está. Tenemos nuevo rey y nadie se ha molestado en preguntarnos si lo queremos. El pueblo pide a gritos un referéndum mientras la corona hace oídos sordos, pero claro, es normal, debe ser muy cómodo eso de nacer con la vida resuelta y sería de tontos convocar un referéndum en el que existe la posibilidad de perder esos privilegios, ¿No? Sin embargo, un referéndum de monarquía contra república sería algo que le vendría genial Felipe VI, y ahora paso a explicar los motivos.

Vivimos en un país que supuestamente es democrático y cuyo régimen de gobierno es una monarquía parlamentaria, pero dicha denominación va en contra de la definición de democracia misma. Una monarquía es, por definición lo contrario a una democracia ya que el jefe de estado no es elegido de manera democrática por el pueblo sino que hereda su cargo. Ese es el principal motivo por el que España debería ser una república, por coherencia con la definición de democracia.

Por otro lado, España es un país de marujas y cotilleos, es sabido que muchas de la páginas de ese tipo de revistas las llenan fotos de Familias Reales de toda Europa, y que a las marujas les encanta presumir de Familia Real. Por mucho que me pese, el pueblo español es mayoritariamente monárquico, y por eso en un hipotético referéndum Felipe VI tendría muchísimas probabilidades de conservar su puesto de rey.

Entonces, si esto es cierto, ¿Para qué convocar un referéndum si nos ibamos a quedar tal como estamos? Pues muy simple, porque dicha votación haría que Felipe VI ganase unas elecciones democráticas y de esa manera legitimase su puesto. Si no lo hace, no podrá callarnos la boca a los republicanos cuando le digamos que está ahí puesto a dedo y que España es una falsa democracia, porque será totalmente cierto.

Por lo que a mi respecta, si no hay referéndum, Felipe VI no merecerá mi respeto, ya que para mi siempre será un acojonado que prefirió aferrarse a su trono antes que jugársela para legitimar su puesto y ganarse el favor de los españoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *