Tag Archive for hacks

Como usar un lector Kobo sin asociar ninguna cuenta

Si como a mi os ha pasado que os hacéis con un lector de eBooks Kobo, pero os molesta el hecho de que os obligue a registrar una cuenta Kobo, o usar una de Google o Facebook para poder usarlo, aquí traigo la solución:

Lo primero es encender el lector, escoger el idioma y después marcar la opción de que no tenemos acceso a red WiFi. Entonces conectamos el lector por USB al PC y aquí es donde varían los pasos a seguir dependiendo del sistema operativo que useis

Si usáis Linux, el proceso es muy sencillo, ya que solo tenéis que abrir una terminal y ejecutar el siguiente comando

echo "insert into user (UserID, UserKey) values (1, 'empty')" | sqlite3 PUNTO_DE_MONTAJE_DEL_LECTOR/.kobo/KoboReader.sqlite

Obviamente tenéis que cambiar PUNTO_DE_MONTAJE_DEL_LECTOR por el directorio donde esté montado vuestro lector (que suele ser algo como /run/media/USUARIO/KOBOeReader)

Si usáis Windows, tendréis que bajar algún editor de bases de datos SQLite como por ejemplo https://sqlitebrowser.org/ que os permita ejecutar comandos SQL en una base de datos SQLite. Luego abrís la base de datos KoboReader.sqlite que se encuentra dentro de la carpeta .kobo de vuestro lector (puede que la carpeta esté oculta) y ejecutáis el siguiente comando SQL y guardáis los cambios

insert into user (UserID, UserKey) values (1, 'empty')

Y con esto ya está listo, solo queda cargar en el lector los ePubs que queráis, desconectarlo del PC empezar a usarlo

WTFs en Santo Domingo

Ya hace un año y pico que hice un viaje a República Dominicana, donde cogí un crucero para ir de paseo por el Caribe. El caso es que por falta de tiempo y otros factores (vagancia principalmente) no me dispuse a escribir esta entrada hasta hoy.

Volviendo al tema que me ocupaba, siempre que vas de viaje a algún sitio ves cosas nuevas y algunas que te resultan un poco extrañas, hasta el punto de ser un poco WTF. Empecemos por el principio. Dejando aparte el tema de que en la República Dominicana casi nadie tiene carnet, los policías son facilmente sobornables y la gente suele conducir como el culo unos coches que parece que se van a desmontar en cualquier momento, algo que me resultó un tanto extraño fueron las señales de tráfico. Y es que es curioso ver ejemplos como el siguiente, en el que para indicar que una calle es de sentido único, usan directamente la típica señal americana de “one way”, pero traduciéndola de una manera un tanto extraña…

12042009289

Sin embargo, otras señales son más familiares para cualquiera que vaya por allí de viaje, de no ser por el hecho de que esta también está traducida, dándole por tanto un aspecto un poco extraño:

12042009291

En la siguiente señal, como se puede ver se advierte de la proximidad de un colegio, por lo que puede haber niños sueltos invadiendo la calzada, pero por si no quedaba claro, abajo se explica bien clarito que hay que ir despacio:

12042009297

La siguiente señal si que no se parece a nada que hayais visto. Una “E” tachada por encima al mas puro estilo de la señal de “prohibido fumar”. Bien, ¿Que coño significa esto? Pues muy sencillo: prohibido estacionar. Como se puede ver debajo, especifica además los horarios en los que se aplica tal prohibición:

12042009298

Seguramente lo que más os llame la atención de estas señales es el hecho de que sean tan explícitas, pero es normal puesto que su misión es que las entienda todo el mundo, principalmente la gran cantidad de habitantes del país que circulan sin carnet y por tanto no saben nada sobre señalización

Dejando ya las curiosidades dominicanas, pasamos a un par de detalles que me hicieron gracia en el crucero. Resulta que cada día, al pasar a limpiar las habitaciones, dejaban toallas nuevas, pero no las dejaban de cualquier manera. Aquí tenéis unos ejemplos de a que me refiero:

14042009311

17042009322

Si, todos los días nos dejaban las toallas en la habitación con la forma de un animal distinto. Yo, que a veces tengo esos arranques un poco simpáticos, no pude evitar “contestar” a estas expresiones artísticas de la tripulación con una obra acorde a mi propio estilo:

No es que haya pintado en la pared del camarote, es que dicha pared estaba forrada con terciopelo, que como muchos sabréis “cambia de color” al pasar la mano en el sentido contrario al del “crecimiento” del pelo. Me llevo su curro, pero quedó molón.

De todas las islas que visitamos en el crucero, la que más me gustó fue Aruba, y de allí provienen las siguientes fotos. Empezamos con una señal de tráfico que “prohíbe aparcar en cualquier calle durante un temporal de nieve”. ¿Temporal de nieve en una isla del Caribe? ¿WTF? Sin embargo la cosa tiene explicación, y es que dicha señal era parte de la decoración externa de un bar con temática de algún país nórdico, pero mientras no te das cuenta resulta altamente chocante ver esa señal en Aruba.

18042009329

Lo siguiente que os muestro es una matrícula cualquiera de un coche de Aruba. Llaman la atención las palabras “Aruba, one happy island” presentes en ella:

18042009337

Y ahora presento los caramelos favoritos de los “piratas informáticos”. Creo que su nombre lo dice todo:

18042009338

Ya de vuelta a casa, en el aeropuerto de Santo Domingo, me encontré con esta báscula que pesa ingravidez, puesto que sin tener nada encima indica que pesa -0,05 Kg

20042009340